Saltar al contenido

Acerca De La Celulitis, Tipos Y Tratamientos

Elimina La Antiestética Celulitis

ACERCA DE LA CELULITIS

Las células adiposas se hinchan, las paredes capilares se hacen excesivamente permeable y causan acumulación localizada de fluido. El drenaje linfático insuficiente disminuye la velocidad de fluido excesivo removible. Las células adiposas se agrupan y son atadas por las fibras de colágeno que más impiden el flujo de la sangre.

Las fibras del tejido conectivo se endurecen y contraen, y tiran hacia abajo. El resultado es una piel con hoyuelos que se deben a cambios de la circulación sanguínea, drenaje linfático, grasa y tejido conectivo.

DONDE EXACTAMENTE SE ENCUENTRA LA CELULITIS

Debajo de la piel existen tres capas de grasa. La celulitis se desarrolla en la parte más superficial de las tres capas. El grado de depósitos de grasa y de metabolismo en estas capas varía según la dieta y ejercicio. La celulitis también es una infección común de la piel que desarrollan algunas personas.

Lo que empieza como un simple rasguño o la picadura de un insecto se puede acabar convirtiendo en celulitis, la cual requiere un tratamiento especial. El exceso de estrógenos vuelve frágiles y porosos los vasos sanguíneos y con ello estimula la acumulación de líquidos y toxinas en los tejidos, lo cual tiende a la aparición de celulitis.

Los problemas digestivos reducen la oxigenación de las células y la sangre se satura de materiales de desecho difíciles de expulsar y que acaban por asentarse en zonas críticas del cuerpo.

También contribuyen a su desarrollo la respiración insuficiente, el estreñimiento, los problemas hepáticos y una circulación defectuosa, porque la celulitis se instala con más facilidad sobre tejidos poco irrigados. El estilo de vida también influye en la aparición de la celulitis

La ropa ajustada también es mala porque no dejan a la piel transpirar. También es malo permanecer mucho tiempo sentado o de pie.

El humo del cigarrillo deteriora la microcirculación, que a través de los capilares lleva nutrientes y oxígeno a las células.

El estrés puede ser determinante en la propagación del proceso porque la ansiedad y los nervios incrementan la producción de hormonas y por tanto la fragilidad capilar y el acopio de toxinas en los tejidos.

TIPOS DE CELULITIS

Existen cinco géneros de celulitis en sus diferentes grados y con las especificaciones pertinentes a cada uno de ellas:

Celulitis generalizada:

Aparece en mujeres obesas, con hábitos alimenticios desequilibrados. Empieza en la pubescencia y con el incremento de la edad los factores acostumbran a ser poco a poco más desfavorables.

Celulitis localizada:

La celulitis localizada produce dolor. Las zonas más frecuentes son las piernas, el abdomen, las nalgas, los tobillos, la parte inferior de la espalda, la parte superior de los brazos y la parte superior de la espalda justo bajo los hombros. Cuando aparece en las mujeres adultas, por norma general han tenido piernas con esencial adiposidad

Celulitis dura:

Se observa esta clase de celulitis normalmente en atletas con tejidos firmes y bien tonificados. Debido a una mala alimentación y oxigenación, la capa epidérmica es delgada y de aspecto seco y rugoso. De ahí que, por lo general, coincide con la aparición de estrías como consecuencia de la rotura de las fibras flexibles de la piel. Este género de celulitis no presenta dolor espontaneo ni provocado.

Celulitis fláccida:

Es habitual en personas sedentarias o bien aquellas que alguna vez fueron activas y ya no las son. Asimismo se presenta en personas que han sido sometidas a diferentes géneros de tratamiento, en donde han subido y bajado de peso de manera brusca. Esta clase de celulitis se observa a consecuencia del sedentarismo o en aquellas mujeres que siempre y en todo momento hicieron gimnasia y después abandonaron la práctica de dicha actividad física.

Asimismo se presenta en pacientes sometidas a tratamientos dietéticos con siguiente restauración del exceso de peso.

Celulitis edematosa:

Se halla en mujeres de todas y cada una de las edades, mas es más usuales en jóvenes y adolescentes. En mujeres de edad acostumbra a presentarse como piernas gruesas. Se localizada eminentemente en los miembros inferiores y la piel presenta a simple vista la habitual piel de naranja.

MITOS Y REALIDADES ACERCA DE LA CELULITIS

El agua y la celulitis

Aunque siempre resulta saludable beber al menos dos litros de agua al día, hay que tener en cuenta que en el caso de mujeres cuya celulitis se debe a una retención de líquidos, es preciso limitar su consumo, puesto que, en lugar de ayudar a solucionar el problema, va a contribuir a agravarlo más.

Alimentación que ayuda a mejorar nuestra celulitis

Una alimentación sana y equilibrada tiene una gran influencia en el desarrollo de la celulitis. Lo aconsejable es disminuir la cantidad de sal, consumir proteínas, frutas y verduras, limitar las grasas e hidratos de carbono, así como el consumo excesivo de café y reducir drásticamente las conservas, los dulces en general y las especias.

Ejercicios que ayudan a mejorar nuestra celulitis

En un cuerpo con musculo no hay sitio para la celulitis. La actividad física hace que las diminutas células con celulitis (adiposas) se muevan contribuyendo así a su eliminación.

Tratamientos actuales para la celulitis

Desde los sencillos masajes anticelulíticos hasta otros métodos más complejos como el uso de ultrasonidos, hay toda una variedad de apuestas sin cirugía para lograr paliar los efectos de la celulitis en nuestro cuerpo.

Endermología. Es una de las novedades surgidas en el campo anticelulítico.Se trata de una técnica de masaje profundo aplicada mediante un sistema de rodillos que estira y reestructura el tejido conjuntivo, estimula la circulación sanguínea y facilita la eliminación de toxinas.

Mesoterapia. Aplicado por doctores especializados, consiste en la infiltración de sustancias reductoras y reafirmantes bajo la piel mediante inyecciones subdérmicas. Se trata de un remedio muy eficaz contra la celulitis muy localizada o muy dura que prácticamente es imposible hacer desaparecer con una buena dieta.

Presoterapia. Unas botas, desde la cintura hasta los tobillos, ejercen presión en toda esta parte del cuerpo. Esto logra un drenaje linfático que ayuda a eliminar toxinas y a mejorar la circulación.

Vendas frías. Se basa en la aplicación de activos estimulantes mediante un vendaje que potencia su efectividad y su penetración.Indicado para quienes pasan mucho tiempo de pie y llevan una vida sedentaria.

Ultrasonoterapia. Nueva vía en la lucha anticelulítica que utiliza los ultrasonidos. Mediante unos cabezales aplicados sobre un gel, los ultrasonidos se dirigen a las distintas partes que se van a tratar.

Diatermia. En esta técnica, cámaras o mallas con rayos infrarrojos largos se envuelven sobre las zonas afectadas por la celulitis.

Vuelve a vivir libre de Celulitis, descúbrelo aquí hoy mismo.