Saltar al contenido

6 Consejos Para REDUCIR LA CELULITIS EN CASA

Como Reducir Las Celulitis En Casa

¿Sin tiempo? Aquí tienes unos buenos consejos para reducir las celulitis en casa y en cualquier momento. Los cuidados con nuestro cuerpo deben estar siempre en primer lugar, después de todo, tener una buena salud es primordial.

Como Reducir Las Celulitis En Casa

La estética de la atención también es muy importante debido a que el espejo nos puede dejar con la autoestima baja y esto puede afectar a nuestras vidas en todas las áreas.

Pero si tú eres de las que no tienen tiempo para nada, te voy a dar unos sencillos y rápidos consejos para reducir las celulitis en la comodidad de tu hogar y estar lista para el verano.

Aprende Como Reducir Las Celulitis En Casa Con Estas Recomendaciones

Control De La Ingestión De Sustancias Perjudiciales

Esta primera actitud es demasiado importante para que sea olvidada o descuida por cualquier mujer. No estamos hablando de dietas, de consumo de frutas y verduras diariamente ni siquiera de la barbacoa los fines de semana. Te estoy proponiendo apenas que mires lo que comes.

Este es el primer paso para que tomes conciencia de tantas porquerías que colocas dentro de tu cuerpo todos los días, y saber finalmente por qué tienes esos agujeros en tu piel. Si, al comprar alimentos que no conoces la composición, busca leer los rótulos y elige los alimentos que posean la menor cantidad de elementos industrializados en la composición.

La regla es: si tú no conoces ese nombre complicado del ingrediente, tu cuerpo tampoco lo reconocerá. De esta manera, ingiere alimentos con menos elementos industrializados, menos componentes como el azúcar y la grasa vegetal hidrogenada, y trata de entender que tu cuerpo forma parte de tu personalidad, y que si pones porquerías diariamente dentro de él, reflejará ese mar de sustancias perjudiciales con toxinas y una apariencia perjudicial de los principales tejidos, incluyendo la piel de tu trasero.

Ejercicios Rápidos

Es muy importante que dejes de ser sedentaria y empieces a hacer algunos ejercicios en la casa misma. Corre parada en el mismo lugar (levanta bien los pies), baila por veinte minutos, etc. Además de estos ejercicios aeróbicos, pruebe hacer tres series de cinco sentadillas, que es un ejercicio óptimo para los muslos y el trasero. Puedes ir progresando para hacer una rutina completa y bien beneficiosa de ejercicios en casa para combatir la celulitis.

Los ejercicios correctos que trabajan uniformemente los músculos hacen que esos surcos e hinchazones desaparezcan, dejando la piel lisa y regular. Sin lugar a dudas, los ejercicios dirigidos a áreas críticas de la celulitis son la mejor manera de acabar con ellos.

Movimientos Correctos

Un pequeño cambio a la hora de pasar el jabón o el hidratante puede hacer una gran diferencia en tus tratamientos para reducir la celulitis. Busca realizar movimientos con las manos siempre de abajo hacia arriba, empezando por los pies y dirigiéndote hacia los muslos y la ingle. De esta forma ayudas al retorno venoso y el sistema linfático a eliminar toxinas y reducir la acumulación de líquido que insiste en quedarse en los muslos y en el trasero.

Para activar la circulación y mejorar la oxigenación de los tejidos, haz movimientos circulares e intensos durante el baño. Los movimientos en “C” rápidos y precisos van a hacer que la temperatura del cuerpo suba y el metabolismo aumente, haciendo que el oxígeno llegue más rápido a las células de tu organismo.

Evita Usar Ropa Ajustada

Como ya se mencionó anteriormente, la celulitis tiene como su causa esencial la mala circulación, que a su vez tiene otras causas como la acumulación de grasa en el tejido o el exceso de toxinas. Pero hay una actitud negativa que perjudica tu piel y agrava la celulitis, y puede hasta hoy que ni siquiera lo hayas percibido. Esta actitud es la utilización cotidiana de ropa apretada en la piel, que marcan demasiado el cuerpo y que perjudican la circulación en tus piernas y glúteos.

Esas ropas van a disminuir aún más la eliminación de las células de grasa y toxinas, y eso agravará el problema de la celulitis. Tomando un gancho con la recomendación anterior, las actitudes diarias son importantísimas, y eso vale para actitudes negativas también. Este uso de ropa apretada muchas veces sucede en el día a día de la mujer, todos los días, y el poder de esas pequeñas gotas en el océano de la celulitis es mucho mayor de lo que tú piensas.

Por eso intenta usar ropa más cómoda, menos apretada y que mejor se adapte a las curvas de tu cuerpo, aunque haya un exceso de curvas en ese momento. En casa usa el mínimo de ropa posible. Este intervalo ofrece a tu cuerpo al menos unas horas de circulación normal y facilitada, para que tu organismo pueda transportar y eliminar las sustancias necesarias sin las terribles barreras de la costura y del tejido.

Exfoliación

Realizar una buena limpieza de la piel puede ser la diferencia entre hacer que la crema anticelulítica que compraste funcione o no. Cuando la piel está llena de polvo, oleosidad y monóxido de carbono venidos de la descarga de los coches, una capa de suciedad se forma impidiendo que otros productos penetren en el tejido.

Después de realizar una buena exfoliación y retirar la capa de tejido muerto, puedes aplicar la crema que deseas haciendo un ligero masaje. Después de algunos días comenzarás a notar la diferencia y quedarás feliz de la vida.

Baños de Contraste

Durante el baño puedes alternar la temperatura del agua entre agua caliente y fría durante algunos minutos. Si tienes un chorro de agua más fuerte y que puedes dirigirla a una ubicación específica, mejor aún. Esta técnica se ha utilizado en décadas y tiene como beneficios la mejora de la circulación sanguínea a través del estrechamiento y la dilatación de los vasos. Mientras el agua fría contrae los vasos sanguíneos, el agua caliente hace vasodilatación.